Relación entre el ardor y el dolor de espalda

Relación entre el ardor y el dolor de espalda
5 (100%) 1 vote

Es primordial conocer a profundidad cuales son todas aquellas situaciones que originan el ardor en combinación con el dolor de espalda, y de esta manera atacar la raíz del problema con el fin de evitar  la propagación de este mal en ocasiones frustrante para los afectados.

El ardor que experimentan muchas personas luego de ciertas actividades o situaciones  es la forma de manifestación del dolor de espalda.

Es decir, el ardor representa uno de los síntomas particulares de cierta patología que afecta esta importante zona del cuerpo y desencadena un conjunto de sintomatologías que luego de tiempo de presencia y aumento de la complejidad puede llegar a limitar el simple hecho de moverse o desplazarse a quien lo padece.

Un importante porcentaje de personas que sufre este síntoma describen la molestia como una de la más desagradables, incomodas e inquietantes que pueda padecer un ser humano.

Es importante tener en cuenta que la sensación de ardor es la fiel evidencia de la presencia de parestesia, conocido como el fenómeno que ataca diversas zonas del cuerpo y cuya intensidad puede variar de leve a intensa.

¿Tengo ardor y dolor de espalda, que puede ser?

La causa del ardor y el dolor de espalda, puede variar de acuerdo a la zona afectada por la lesión o patología, estos síntomas hacen una llamado de atención por la existencia de una enfermedad en concreto, a continuación los principales detonantes, presta mucha atención:

– La posición al dormir

Dormir boca abajo es una de las principales causas de ardor y dolor de espalda, es por esta razón, que tantos médicos como fisiatras aconsejan dormir de lado y así hacer uso de los beneficios que esta postura aporta.

Relacionado: Como sentarse y dormir bien con lumbalgia

– Exceso de ejercicio

La práctica de ejercicios bruscos o fuertes, como el levantamiento de pesas, e incluso los movimientos repentinos y las posturas incorrectas para el alzado de objetos pesados genera o propicia la incomoda sensación  de dolor y ardor.

En tal sentido, es importante realizar la siguiente sugerencia:

  • Para realizar ejercicios es indispensable la orientación y el seguimiento de un profesional de la materia (instructor), quien te guiara con respecto a la manera correcta de ejecutarlos con un mínimo de probabilidades de lesión o daño muscular o de cualquier raíz nerviosa que forme parte de la estructura lumbar.
  • Al momento de levantar un objeto pesado debes flexionar las rodillas y alzar poco a poco el peso requerido, bajo ningún concepto te poses totalmente recto, el riesgo de lesión en la espalda es inminente.

– El sobrepeso

El aumento de peso incrementa las probabilidades de sufrir dolor y ardor en la espalda, sobre todo, en el embarazo, y es que en esta etapa de la vida de la mujer,  se hacen más  frecuentes y recurrentes las lesiones en la zona lumbar, dorsal y cervical.

Recordemos que en la gestación  aumenta el tamaño  útero, órgano este que se prepara para mantener dentro de sí al  bebé que pronto llegara al mundo y genera una fuerte presión sobre los músculos y nervios de la espalda.

– La ciática

Esta patología es una de las más temidas, es la consecuencia de la irritación  o lesión ocasionada por hernias discales, artrosis, artritis, entre otros.

El ardor y el dolor en la parte baja de la espalda puede llegar a afectar la pierna e incluso el pie, este trastorno de la salud es una de las causas más frecuentes de ausentismo laboral.

Una vez planteadas todas los posibles detonantes del dolor y ardor en la espalda, formulare la siguiente interrogante ¿Crees que es aconsejable solo recurrir a los analgésicos para aliviar el dolor?, espero que tu respuesta sea “no” ya que aliviar la dolencia no la eliminara por completo de tu vida.

Relacionado: Como curar el dolor del nervio ciático

Relación entre el ardor y el dolor de espalda
Tengo ardor y dolor de espalda, que puede ser?

¿A qué se debe el ardor estomacal y el dolor de espalda?

Esta particular unión de molestias o malestares son generalmente las indeseables visitas que aquejan con mayor frecuencia a las mujeres a nivel mundial, adicional a ello  forman parte de la prima causa de caída en el ámbito laboral de la presencia de este importante sexo.

Conozcamos entonces cuales son los causales más comunes:

– Ácido estomacal

En algunas oportunidades el dolor de espalda y ardor es causado por la acción del ácido estomacal, el cual se introduce por medio del esófago hasta llegar a la garganta de la persona, a esta condición se le conoce como reflujo gastroesofágico y es considerado uno de los malestares más indeseables  para el ser humano.

– Los cálculos renales

Específicamente aquellos donde las piedras formadas son sumamente grandes, generan dolor y ardor en el momento que el cuerpo busca llevarlo o desplazarlo a través del uréter, canal pequeño que sufre lesiones tras el paso de una masa solida y grande como es la piedra en cuestión.

– La inflamación del apéndice

Es otra de las patologías a las que se le atribuye el dolor de espalda y estomago, sobre todo cuando dicha inflamación alcance niveles de intensidad agudos.

Es importante destacar que si estas embarazada y sientes dolores de espalda, junto a estreñimiento, diarrea u otro trastorno estomacal, debes asistir inmediatamente a tu medico de control prenatal con el fin de prever complicaciones de salud tanto para ti como para tu bebé.

Posiblemente se trate de una enfermedad pasajera o transitoria, sin embargo, lo mejor será descartar cualquier otra complicación y tratar la situación a tiempo.

Relacionado: Como sanar el dolor intenso de espalda baja, media y alta durante el embarazo

¿Qué causa el dolor en la espalda y el ardor en la piel?

El dolor en la espalda y la sensación de ardor quemante en la piel, es la señal o evidencia de algún problema de salud que sin  lugar a dudas debe ser atendido a la brevedad posible, a continuación las posibles causas de estos dos incómodos malestares:

– Recuperación de una lesión o traumatismo

Puede generar ardor en la piel y dolor en espalda, estos dos síntomas se manifiestan cuando los nervios que han sufrido daños aun se encuentran estimulados y mantienen la reacción que genera en ellos el accidente o el trauma sufrido.

– La neuropatía periférica

O también conocida como lesión de los nervios que conectan el cerebro con la medula espinal, se hace presente por medio de ardor en la piel, dolor de espalda y otros síntomas importantes de mencionar, entre ellos tenemos: la parestesia, pérdida de las habilidades motoras, piel sensible y entumecimiento de los pies.

– La aparición del herpes zoster

Esta enfermedad aqueja al afectado por medio de dolor a nivel abdominal, de espalda baja y con una particular sensación de ardor en la piel, también puedes experimentar síntomas como dolores de cabeza, dificultad para mover los ojos y perdida de la audición.

– La radiculopatía

También llamada enfermedad de las raíces nerviosas, que componen la medula espinal, es otra de los potenciales detonantes del dolor y el ardor estudiados por medio de este interesante material.

Recordemos que esta patología es la consecuencia de la compresión o inflamación del nervio espinal, la intensidad del mismo aumenta cuando el afectado se mantiene por largas horas sentado o caminando, además de ello se puede transformar en fuerte o agudo cuando se adoptan posturas inadecuadas tanto al sentarse como para caminar.

El cambio en el estilo de vida y la alimentación es una de las recomendaciones que con mayor frecuencia reciben los pacientes que asisten a la consulta médica impulsados por estos dos síntomas, teniendo en cuenta que a menudo es la persona y su actuar  la principal responsable de los malestares.

Te recomiendo leer también: Remedios caseros y naturales para el dolor de espalda baja, media y alta

Compártelo en tus Redes Sociales favoritas!
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Don`t copy text!