Síntomas del síndrome piriforme

Síntomas del síndrome piriforme
5 (100%) 1 vote

Antes de comenzar a describir cada uno de los síntomas que presenta una persona afectada por el síndrome piriforme es de gran importancia conocer a que hacemos referencia cuando hablamos del  síndrome piriforme, es por ello que a continuación te daré una breve definición.

En primer lugar debemos conocer, 

¿Qué es el músculo piriforme?

El músculo piriforme es una pequeña franja muscular ubicada en los glúteos, específicamente en la articulación de la cadera permitiendo el giro o movilidad de la misma.

IMPORTANTE: Si ya no soportas el dolor de ciática, debes conocer la cura efectiva, en esta PÁGINA

Su función principal es proveer la estabilidad de las articulaciones sacro ilíacas mientras una persona camina o se mueve.

¿Qué es el síndrome piriforme?

Por su parte el síndrome piriforme es la contracción del musculo piriforme que afecta o irrita el nervio ciático causando fuertes dolores en la zona de los glúteos principalmente.

Existen dos tipos de síndromes piriformes, estos son:

Síndrome piriforme primario :

debido a un problema anatómico del músculo piriforme  y

Síndrome piriforme secundario:

producto de una lesión en el músculo piriforme.

Seguramente te estarás preguntando

¿Que origina el síndrome piriforme?

A continuación te explico:

El síndrome piriforme resulta de una contractura muscular producto de:

  • Caminar o correr por periodos de tiempo prolongado.
  • Sentarse por mucho tiempo.
  • Practicar deportes sin supervisión, por ejemplo remar o montar bicicletas.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome piriforme?

Los síntomas de esta enfermedad dependerán del causante de la  misma, en ocasiones el dolor puede ser tan leve que pase desapercibido o tan fuerte que la persona afectada no lo soporta y debe ser atendida  con urgencia.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome piriforme?
¿Qué es el músculo piriforme?

Entre los síntomas tenemos:

Dolor punzante en el glúteo:

Muchas personas experimentan un dolor en el glúteo que puede llegar a ser incomodo hasta el punto de no permitirte continuar con normalidad el día a día al que estas acostumbrado, puedes sentir que recibes punzadas repentinas mientras caminas o al momento de levantarte luego de tener cierto tiempo sentada (o).

El síndrome piriforme puede ser diagnostico tan solo con hacer presión con el dolor en la nalga.

Dolor en la articulación ASI o Sacroilíaca

La articulación ASI es una de las más importantes del cuerpo, es la encargada de distribuir el peso de la parte superior del cuerpo hasta los miembros inferiores.

El dolor en esta articulación se produce por la realización de ejercicios de esfuerzo durante largos tiempo sin incorporar la vigilancia de un entrenador especializado y el uso de cortos espacios  de descanso.

Dolor en la articulación de la cadera

Específicamente el hueso coaxal y el fémur.

Esta articulación al igual que la articulación ASI sufre las consecuencias de las malas posturas y los ejercicios bruscos que realizas a diario, reflejándose en la zona del glúteo y desencadenando fuertes episodios de dolor por síndrome piriforme.

Es importante destacar que si el dolor que se presenta en el glúteo se extiende hasta los dedos del pie ya no se trata del músculo piriforme sino de la afectación del nervio ciático dando origen a la llamada ciática.

Por ello es de gran utilidad tener claro donde se presenta el dolor y si llega o no a propagarse por los miembros inferiores para no realizar un diagnostico equivocado de la enfermedad y que a su vez reciba un tratamiento no acorde a lo que realmente padeces.

Es común confundir las dolencias ya que los síntomas son muy parecidos pero para cada caso en específico se realizan terapias o ejercicios encaminados a atender un nervio u otro, el fisiatra o fisioterapeuta es el autorizado para  indicar el tipo de tratamiento que debes seguir y el tiempo necesario.

¿Qué inerva el nervio piriforme?

Al nervio piriforme lo inervan las ramas colaterales del plexo sacro, específicamente las ramas L5, S1 y S2 que a su vez reparten inervación a los miembros inferiores y a la pelvis respectivamente, de ellos depende la movilidad y la rotación del fémur mientras la pelvis se encuentra fija.

De allí deriva la importancia de cuidar  cada parte del cuerpo al momento de realizar cualquier actividad física que demande un esfuerzo extra de tu parte, el uso adecuado de tu capacidad para levantar peso o recorrer largos kilómetros bien sea caminando o corriendo será determinante al momento de mantenerte sano y fuerte.

Compártelo en tus Redes Sociales favoritas!
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Don`t copy text!