Terapias para el dolor del nervio ciático

Terapias para el dolor del nervio ciático
Puntúa este artículo

Para lograr una recuperación total y efectiva es indispensable realizar terapias para desinflamar el nervio ciatico, siempre guiadas por un especialista en la materia, existen lugares dedicados a la fisioterapia donde puedes asistir y comenzar tu recuperación haciendo uso de las técnicas que el fisioterapeuta recomiende según sea el caso.

El fin de estas terapias es lograr el fortalecimiento y estiramiento de la zona y músculos afectados.

Mediante el uso de ejercicios de fortalecimiento se busca mejorar las condiciones de la columna vertebral además de los músculos y ligamentos que sirven de apoyo a la columna.

Ahora bien con los ejercicios de estiramiento se persigue estirar los músculos que se encuentran contraídos.

Los ejercicios aeróbicos tales como caminar, nadar o hacer ejercicios aeróbicos permiten la liberación de endorfinas que funcionan como analgésicos naturales que produce el cuerpo y ayudan a calmar el dolor de la ciática.

IMPORTANTE: Si ya no soportas el dolor de ciática, debes conocer la cura efectiva, en esta PÁGINA

Terapias para curar el dolor del nervio ciático

Las terapias más conocidas para calmar el dolor por nervio ciático son las siguientes:

Los ejercicios  más comunes y con los que sean obtenido excelentes resultados son los ejercicios de estiramiento entre los que destacan:

  • Estiramiento del musculo piriforme
  • Estiramiento de espalda baja
  • Estiramientos isquiotibiales

A continuación realizare una breve explicación de cada unos de los ejercicios o terapias antes mencionadas.

Estiramiento del musculo piriforme

Conocido como un musculo pequeño ubicado en lo profundo de la nalga, permite la rotación   de la cadera, el giro de la pierna y el movimiento del pie hacia adelante.

Aquí te explico algunas terapias para desinflamar tu ciatica
terapias para curar el nervio ciatico

Se recomienda realizar los dos ejercicios siguientes para estirar o elongar el musculo piriforme, entre ellos podemos mencionar:

  1. Acostado boca arriba, dobla ambas rodillas, lleva lentamente la rodilla derecha hasta el pecho, lo más cerca que puedas, luego toma la rodilla con la mano izquierda y gira hacia el hombro izquierdo, repite este ejercicio con la rodilla izquierda.
  2. Acostado boca arriba, dobla ambas rodillas, en esta oportunidad coloca el tobillo de la pierna derecha sobre la rodilla izquierda, lleva con sumo cuidado el muslo izquierdo hacia el pecho y mantén la posición la mayor cantidad de segundos que tu cuerpo lo permita.

Al realizar estos ejercicios continuamente el cuerpo se fortalece y poco a poco podrás estirar el musculo piriforme más cerca del pecho y así  lograr un mejor estiramiento del mismo.

Estiramiento de espalda baja

Mejor conocida como postura de camello, arrodíllese y gire lentamente su cuerpo hacia atrás, tome los pies con sus manos, con mucha precaución gire el cuerpo hacia arriba y adelante, con este ejercicio permites estirar los músculos contenidos en la cadera y sin duda favorece a la recuperación del dolor por nervio ciático que se ha intensificado en la espalda baja.

Estiramientos isquiotibiales

Los músculos isquiotibiales están ubicados en la cara posterior del muslo, comienzan en la cadera y se extienden hasta el peroné y la tibia, estos músculos permiten la flexión y la rotación de la rodilla, cuando están muy tensos producen tensión en la parte inferior de la espalda llegando a afectar el nervio ciático.

Ejercita los músculos isquiotibiales de la siguiente manera:

  1. Estando parado coloca tus pies hacia afuera separados aproximadamente 30 cm, en esta posición inclina el cuerpo hacia un costado y luego hacia el otro lado, este ejercicio recibe el nombre de Flexión de Rishi y permite estirar los músculos.
  2. Flexión de pie: te colocas de pie y lentamente flexiones el cuerpo hacia adelante hasta tocar el piso con tus manos, intenta mantener esta posición diez (10) segundos aproximadamente, luego descansa y repite el ejercicio.
  3. De pie abre tus piernas y flexiona el cuerpo hacia adelante, hasta tocar el piso. De igual manera que el ejercicio anterior se recomienda mantener esta posición por un lapso de diez (10) segundos aproximadamente.

Otra de las terapias alternativas para la ciatica recomendada es la marcha supina, esta terapia se aplica en casos de ciática producto de estenosis espinal y problemas degenerativos de los discos vertebrales.

Acostada boca arriba con las rodillas flexionadas y las manos a los costados, tensando los abdominales levanta un pierna y luego la otra, estando en esta posición intenta marchar, repite este ejercicio dos (2) o tres (3) veces.

Es muy importante recalcar que cualquier terapia o ejercicios que realices debe ser supervisado por tu médico especialista para evitar empeorar tu condición de salud.

Compártelo en tus Redes Sociales favoritas!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Don`t copy text!